Cómo motivar a tu equipo de trabajo

folder_openProductividad Personal
Cómo motivar equipo de trabajo

La mayoría de expertos en gestión laboral coinciden en dos cuestiones: para conseguir los mejores niveles de productividad empresarial es totalmente necesario mantener motivado a tu equipo de trabajo.

Está comprobado que los trabajadores motivados son muchos más productivos que quienes trabajan solo por necesidad, son capaces de aprovechar mejor el tiempo y los recursos, y consigues alcanzar las metas de la empresa con mayor eficacia.

Por eso es tan importante conseguir mantener siempre motivados a tus empleados cuidando tanto de ellos como personas y profesionales, como de todos los problemas que puedan interferir en su desarrollo y progreso laboral.

Claves para motivar a tu equipo de trabajo

  • Definir una estrategia completa. La dirección de cada empresa u organización tiene que definir detalladamente sus objetivos empresariales. Pero no basta con eso, la empresa tiene que tener muy claros, además, otros aspectos más intangibles como sus valores, misión y filosofía, y poner en marcha un método para comunicar estas ideas a sus trabajadores e implicarlos.
  • Elegir los puestos intermedios más adecuados. Los puestos intermedios o directivos actúan de puente entre la dirección de la empresa y los empleados. Son los profesionales que dirigen y lideran el grupo, trabajando día a día y codo con codo con los trabajadores para lograr los objetivos de la empresa. 
  • Cuidar el entorno. El ambiente de trabajo es vital. Hay que potenciar las relaciones personales con la realización de actividades fuera de la oficina.
  • Minimizar la presión y el estrés. Aunque la disciplina es importante y hay personas que trabajan mejor bajo presión, en general los trabajadores suelen ser más eficientes y creativos cuando no se sienten presionados por el jefe, ni tienen unas cargas de trabajo excesivas con fechas de entrega difíciles de cumplir.
  • Analizar y medir los resultados. Una de las etapas más importantes de todas las estrategias es analizar y medir los resultados que se van obteniendo con el fin de tomar las medidas correctoras necesarias. Es muy importante que esta monitorización se haga de forma natural y con un enfoque al grupo de trabajo.
  • Evitar caer en la rutina. Es muy importante mantener encendida la llama de la motivación con incentivos constantes, tanto en el día a día como en la carrera profesional de cada empleado en el medio y largo plazo. El trabajador debe encontrar alicientes para acudir día tras días con ánimos y actitud positiva a su puesto de trabajo.

Noticias Relacionadas

Menú