Cómo mejorar la productividad en tu empresa

folder_openCompetencias, Productividad Personal
commentNo hay comentarios
Productividad empresa

Mejorar la productividad empresarial en todos los ámbitos es uno de los retos más recurrentes en la administración de empresas. Una gestión eficaz es esencial y la tecnología disponible te permite optimizar la actividad de tu compañía y hacerla más competitiva.

Factores que condicionan la productividad de una empresa

Para que un proceso de trabajo sea eficiente debe cumplir varias características: reducir errores, ser rápido y de calidad. Estas características están influidas por multitud de factores, la mayor parte de ellos tienen que ver con la gestión de empresas. Lo más destacados son:

  • Motivación de la plantilla: mantener a los equipos con ganas de desempeñar el trabajo es fundamental.
  • Organización: si en tu empresa tienes una organización de trabajo clara con los roles de cada empleado definidos, será más sencillo resolver los problemas que surjan.
  • Comunicación: la correcta coordinación de tus equipos pasa por establecer unos patrones comunicativos claros que sirvan para mejorar la eficacia de los equipos en el desempeño de sus tareas.
  • Ambiente laboral: el clima de trabajo tiene una gran influencia sobre la forma de trabajar de los empleados. Si el ambiente es sano a todos los niveles, la relación entre los profesionales será mejor.
  • Desarrollo profesional: en relación con el punto de la motivación, si ofreces a tu plantilla posibilidades reales de promoción y desarrollo de competencias su nivel de esfuerzo será mayor.
  • Horarios de trabajo: la conciliación es el segundo aspecto que más valoran los profesionales en un empleo. Por tanto, ofrecer horarios flexibles ayuda a que aumente su satisfacción y sean más productivos.

Cómo mejorar la productividad empresarial

  • Impulsa la innovación: invertir en nuevas ideas que sirvan para modernizar los procesos productivos aprovechando las herramientas digitales (redes sociales, big data, etc.) ayudará a conseguir una mayor eficiencia, que se traducirá en mejores resultados.
  • Implanta el mejor modelo organizativo: el liderazgo se está transformando y la estructura de las organizaciones es cada vez más funcional y horizontal. Sistemas como la redarquía o el empowerment mejoran la eficacia de los procesos en muchos tipos de compañías.
  • Apuesta por la formación: los cambios en las compañías motivados por el desarrollo tecnológico provocan un desajuste de competencias. Es muy importante que optimices la formación continua de tus equipos para que así sean capaces de aprovechar al máximo sus ventajas.
  • Mejora la comunicación interna: de poco sirven los cambios que implementes en tu compañía si no van acompañados de una estrategia comunicativa efectiva. Si todas las estructuras productivas están bien conectadas y coordinadas mejorará la capacidad de resolución de problemas y la organización del trabajo.
  • Escucha a tus equipos: los empleados te pueden ayudar a detectar áreas de mejora y desarrollar medidas eficaces. Además, si sienten que los tienes en cuenta mejorará su compromiso y satisfacción.
Tags: , ,

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú